5 consejos para ser consumidor responsable


5 consejos para ser consumidor responsable

Tomar el primer paso para ser comprador responsable nunca es fácil, por eso quiero acompañarte en este proceso. Encuentra aquí nuestros 5 consejos básicos para cambiar tus hábitos de compra y convertirte en comprador responsable. 

Cuando tomas la decisión de iniciar algo nuevo, siempre buscas ayuda, consejos que seguir o apoyo para saber cómo tomar los primeros pasos en la dirección correcta. No importa si tu meta es ser consumidor responsable al final del año o sólo seguir informándote de las ventajas de hacerlo, aquí te doy varios consejos de mi experiencia personal para ser un consumidor responsable. 

Por muchos años fui compradora compulsiva. Compré ropa que nunca saqué del closet, ingredientes de cocina para recetas o dietas que nunca hice, productos de belleza que siguen en la canasta del baño sin usar, detalles para la casa que nunca fueron necesarios y hoy están en una caja, en fin, una lista interminable de cosas donde perdí dinero y tiempo. No obstante, estos errores me hicieron tomar conciencia y hoy puedo escribir estos consejos para ayudarte a tomar los primeros pasos hacia el camino correcto: hacer compras responsables. 

 

5 consejos para ser consumidor responsable:

Identifica tus malos hábitos de compra 

Todos tenemos malos hábitos de compra de alguna forma u otra y unos peores que otros. Necesitas aprender a identificarlos y saber cuándo se detonan para poder encontrar una solución de raíz y no impacten en tu objetivo de ser consumidor responsable.

Algunos de los que he aprendido a identificar son:

Compras emocionales 

Cuando me sentía insegura, triste o molesta, mi primera reacción era ir al centro comercial porque según mi argumento: “me ayudaba a liberar mi mente”. No podía estar más equivocada, terminaba comprando cualquier cosa que nunca volví a usar solamente para hacerme sentir mejor por estar en un estado vulnerable. 

Comprar es un momento donde tomamos decisiones. 

Comprar no se trata de una terapia de emociones, es un momento donde tomas decisiones de las cosas que necesitas y cómo gastas el dinero, por lo tanto debes estar en plena capacidad de hacerlo sin estar ciego por emociones o sentimientos que influencian tus decisiones. 

Si sientes que este es tu caso, piensa la cantidad de dinero que estás gastando en cosas que no vas a utilizar y lo que pudieras ahorrar para comprar cosas que realmente quieres y te representan. Encuentra una mejor manera de liberar tu mente. 

 

Compras sin planeación 

Este es el más frecuente de todos, conocido como compras de impulso

¿Cuántas veces llegaste al centro comercial de casualidad y saliste con más cosas de las que necesitabas? Es muy frecuente y pasa cuando vas a las tiendas sin una lista o un objetivo de que buscas o sin un análisis real de qué nos falta. Entonces te enganchas todas las cosas bonitas que ves sin poder decir que no, aunque no vaya con tu estilo ni con tus colores. 


Las compras responsables necesitan planeación, un proceso de análisis si realmente lo necesitas y la investigación de dónde comprarlo y qué opción te funciona mejor. Necesitas ponerle fin a las compras de impulso y tomar decisiones crudas al momento de decidir a comprar. Pensar que es para toda la vida. 

Compras influenciadas

Esto puede tomar muchas formas y sucede a un grado de tu subconsciente que al momento de tomar la decisión de compra no te das cuenta.

¿Alguna vez te ha pasado que compras algo porque lo viste en una revista o se lo viste a tal blogger en instagram? Muchas veces es más fácil comprar algo porque le gusta a tus amigos o a tu mamá, o porque tienes una idea cómo te quieres ver, o simplemente está descuento. Es más fácil esto que tomar la decisión si esa blusa es quien eres en el espejo del vestidor de la tienda, lo sé. Además en las mismas tiendas muchos elementos están curados con cuidado para crear el ambiente y que te sientas parte de ese estilo de vida, llevándote a elegir piezas en el momento que no tienen nada que ver contigo. 


Si estás asintiendo con la cabeza mientras lees, necesitas trabajar en tu estilo personal, saber y estar segura de lo que te gusta, cómo te quieres ver, qué te queda bien y cuáles son tus colores. Tranquila, es mucho y hay que hacerlo paso a paso. Yo sigo en este paso. 

 

Evita la tentación 

Otro consejo que me ha funcionado para dar mis primeros pasos en convertirme en consumidor responsable es evitar la tentación. 


Desuscríbete de los boletines de las tiendas, desuscríbete de los correos de ofertas y clubes de precios. No sólo vas a liberar tu bandeja de entrada, también serás libre de las tentaciones que envían las tiendas para llamar nuestra atención. 

 

Evita la tentación de tus tiendas favoritas y de descuentos. 

De igual forma limita tu visita a tiendas y centros comerciales, ponte la meta personal que si vas a ir es con un objetivo, un presupuesto y una lista curada. Evita ir a pasear, a “solo ver” y a acompañar a tus amigas. Que peligro. 

Examen ¿Debo comprar esto? 

Antes de ir a comprar lo que sea, hasta el super, hazte preguntas claves para ayudarte a tomar decisiones de compra y ponerte un límite contable. 

Haz un test de compra antes de salir de tu casa a comprar lo que sea. 

 

Por ejemplo, mi test personal son 3 preguntas simples:

  • ¿Lo quiero o lo necesito? 
  • ¿Puedo pagarlo en efectivo o necesito endeudarme?
  • ¿Tiene un uso en casa o sólo ocupará espacio?

 

Si contesto a estas tres preguntas completas con una respuesta lógica y coherente, sin hacer excusas,  lo agrego en el presupuesto de compra del mes y en la lista para ir a comprar. Si no me convenzo a mí misma de las respuestas, se elimina la idea de comprarlo. Es duro, pero funciona. 

Investiga antes de comprar 

Siempre, siempre, siempre necesitamos hacer nuestra investigación antes de comprar cualquier cosa. Por dos simples razones: 

  • Hay mucha oferta, hay muchas tiendas. Puedes encontrar mejor calidad a un precio justo y no necesariamente está en tu centro comercial o no es una tienda que conoces
  • Puedes encontrar reviews de productos, comentarios de uso y de entrega, experiencias de compra de casi cualquier producto en internet. Investiga para asegurarte que estás adquiriendo lo mejor por tu dinero

     Como consumidor responsable necesitamos investigar orígenes de materia prima, políticas de producción, apoyo al entorno y al medio ambiente antes de hacer una compra o probar una nueva marca. Para mí, la mejor experiencia de hacer investigación antes de comprar es conocer marcas locales con mucha más calidad a un mejor precio por productos que necesito. 

      Práctica el “Uno adentro - Uno afuera” 

      Debo admitir que no es mi favorito y todavía me cuesta. Es una regla impuesta en mi casa (no por mí, claro está) que por cada cosa que entre, una debe salir. 

      No se imaginan el dolor de no poder comprar unos zapatos nuevos porque no quería deshacerme de ninguno de los que tenía. Pero así empecé y ahora tiene mucho sentido. 

      Práctica cuando compres algo nuevo, deshacerte de algo viejo. 

      Esto te ayudará a mantener todo en su lugar y bajo control en tu vida. Los gustos y las preferencias cambian constantemente, es normal evolucionar, pero debemos hacerlo de forma consciente. 

      Después de revisar estos 5 consejos, solo me queda una cosa por decirte: 

      El primer paso como consumidor responsable es tener la mente clara y enfocada en las cosas que necesitas al momento de comprar. Pensar que te has preparado financieramente a hacerlo y no pierdas de vista tus prioridades. Esto debe traerte un sentimiento de satisfacción y positivismo al momento de comprar. 

      Ahora regresa, arregla tus malos hábitos, desuscríbete de todos esos correos de descuentos, piensa en tus tres preguntas, investiga sobre nuevos comercios y revisa qué cosas puedes sacar para hacer espacio a tus nuevas compras. 

       

      Ponlo en práctica y escríbeme en los comentarios si te funcionaron. 

      Siempre pensando verde, 

      Andrea Tejeda


      Deja un comentario